domingo, 22 de noviembre de 2009

la champeta

La champeta es un ritmo del Caribe colombiano, de origen africano, que está pegando fuerte. La champeta, también conocida como terapia criolla, se baila y disfruta en toda la costa del Caribe colombiano, pero la capital de este ritmo es Cartagena de Indias.

El origen de la champeta se remonta a los años 70, cuando empezaron a llegar a Cartagena de Indias barcos en los que comerciantes y marineros traían discos de música africana o de las islas caribeñas. Ritmos africanos como el soukous, highlife, mbquanga o ritmos de las islas caribeñas como el compás haitiano, el zouk o el socca calaron en la costa Caribe de Colombia. La champeta nace de la adaptación de estos ritmos, en especial el soukous, al sentir de la gente de Cartagena, que cuenta sus vivencias a través de las canciones y fusiona todos los ritmos citados con sus propios ritmos musicales, formando una auténtica cultura urbana.

La historia de la champeta se parece a la de otros ritmos del Caribe. Al principio, ritmos como la cumbia, el merengue, el porro o el vallenato fueron considerados por las clases altas como ritmos repetitivos, de letras vulgares y bailes obscenos. Con la champeta ha sucedido y sucede lo mismo. Pero al ser todos ritmos impulsados por la fuerza del pueblo, se acabaron imponiendo en las clases altas. Se reconoció la riqueza musical de estos ritmos y el valor de las historias que cuentan sus letras.


De la mano de los Picós, la champeta arrasó

La champeta no se ha popularizado gracias a la radio o a gigantescas campañas de marketing como sucede con la música anglosajona. La champeta se ha difundido gracias a los Picós, enormes y potentes equipos de sonido que atruenan con alegría en el Caribe colombiano. Los Picós, acompañados por sus respectivos disc jockeys y sus exclusivos discos, se alquilan para amenizar fiestas. Gracias a este método de difusión alternativo, similar a los Sound System jamaicanos, la champeta se popularizó en toda la costa y obligó a las emisoras musicales a programarla para no perder audiencia.

Los instrumentos principales de este alegre y contagioso ritmo son la batería, las guitarras eléctricas, el bajo, las congas y el sintetizador, que añade efectos rítmicos. El baile de la champeta es sensual. Se baila en pareja, muy agarrado, con las piernas entrelazadas y sin mover los pies de la baldosa, siguiendo con el cuerpo el ritmo de la música. Rico espeluque.

En estos 30 años de evolución de la champeta destacan grupos como Son Palenque, dirigido por Justo Valdez, que además de tocar cumbias y bullerengues fue uno de los pioneros en grabar champetas; o Anne Zwing, el grupo del palenquero Viviano Torres, que hizo triunfar a la champeta en el Carnaval de Barranquilla en los años 80.

Desde finales del año 2000, la champeta se ha puesto de moda en toda Colombia. El tema que ha pegado y se ha convertido en éxito es "La Voladora", cantada por El Sayayín. A este éxito le han acompañado otros temas como "Busco alguien que me quiera", interpretada por El Afinaito o " La descontinuada" de Hernán Hernández.
A estos artistas les secundan otros que también están haciendo gozar a todos los bailadores en el Caribe. Ahí están cantantes como Monsieur Bugalú, Elio Boom, Álvaro El Bárbaro, Mister Black, Dogardisc, Melchor Torres, El Pupy, Charles King, Louis Towers, Kassiba, Oscar William o Rafael Chávez.

Después del éxito arrollador de la champeta, la multinacional discográfica Sony sucumbió al encanto de este ritmo y ha puesto en marcha su maquinaria de marketing y promoción, lanzando el disco "La champeta se tomó a Colombia", que contiene algunos de los éxitos que han pegado con fuerza en el Caribe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada